Camara

Los que sigan las entrañas de los teléfonos móviles con interés conocerán que las cámaras han experimentado una gran evolución en calidad y diseño. Gran parte de culpa la tiene el principal fabricante de ópticas y sensores, que no es otra que la japonesa Sony.

Cada vez que saca un nuevo modelo sentimos curiosidad por descubrir dónde están las novedades, por dónde van los tiros. Y es que no necesariamente se crece en los parámetros habituales, como más megapíxeles o mayor tamaño, sino que se juega con nuevas tecnologías que permiten y condicionan nuevos diseños. Lo último que han parido los chicos de Sony se llama IMX318.

Más megapíxeles conservando calidad, enfoque más rápido y estabilización en 4K

El sensor está dentro de la familia Exmor RS y es de tipo CMOS. Podríamos considerarlo como el sucesor del IMX230 (1/2,4”), y tiene un tamaño de 1/2,6 pulgadas, ligeramente más pequeño. Esto no quiere decir que sea mejor o peor, hay nuevas tecnologías implicadas en mejorar el rendimiento.

El Sony IMX318 es un sensor completamente nuevo, con 22,5 megapíxeles. Hay dos puntos en los que destaca: estabilización de tres ejes en vídeo, y un enfoque automático muy rápido. Sony dice que su sensor enfoca en 0,03 segundos, para ello tira de un enfoque híbrido:

Para conseguir esa velocidad el sistema de enfoque híbrido mezcla detección por fase con detección por contraste. Todo el proceso se realiza en el propio sensor, no hace falta ayuda externa. A la hora de enfocar en vídeo – funcionando a 60 imágenes por segundo – es capaz de hacerlo en 0,017 segundos.

Vídeo 4K estabilizado

La calidad de grabación máxima es 4K a 30 imágenes por segundo, y teniendo en cuenta todas sus características, no nos extrañaría verlo en teléfonos importantes firmados por Sony o Apple, pero también en artilugios que necesitan grabar muy bien, como los drones.

Ya no parece sorprender a nadie que estas pequeñas cámaras graben en formato 4K, y con resultados decentes, pero si además nos dicen que han conseguido estabilizar las tomas con un sistema de tres ejes, mejor que mejor. Ahí tenéis un ejemplo:

Como ocurre con el sistema de enfoque, nos cuentan que la estabilización también se realiza a nivel de módulo, la señal que sale del módulo ya está estabilizada y no necesita de procesadores auxiliares. La tecnología utilizada no solo mejora los movimientos bruscos, también hace un trabajo positivo con la distorsión de las imágenes, algo habitual en sensores tan pequeñitos.

Img02

Con 22,5 megapíxeles en 1/2,6 pulgadas de sensor, sus píxeles son los más pequeños: 1 micrón (ejemplo en imagen de la derecha). Sony dice que no hay una bajada de calidad con respecto a sus soluciones anteriores

¿Dónde va a ir a parar este desarrollo? Tratándose de Sony, pues a cualquier lugar, ya que ellos venden sus módulos a la mayoría de fabricantes del mercado, incluso es fácil ver como estrenan la tecnología en fabricantes chinos. Al final es normal verlos en un Xperia Z de la casa.

La producción comienza ya y se envía a otros fabricantes – Sony incluida – en el mes de abril, esto quiere decir que viene a tiempo para un posible Xperia Z6, que tiene una salida planificada su salida en el segundo trimestre del año.

Más información | Sony

También te recomendamos

Inventando el OLED

TappLock: el candado con sensor de huellas que quiere que olvidemos el uso de llaves

Este sensor flexible y transparente se adapta a los dedos y sirve para diagnosticar cáncer


La noticia ¿Una cámara para el Sony Xperia Z6? Un nuevo sensor ofrece estabilización en 4K y un enfoque más rápido fue publicada originalmente en Xataka por Kote Puerto .


Source: xataka