Gamefly 2

Hace muy pocos años los videojuegos se componían de tres elementos bien diferenciados: consola, soporte físico y software. Recientemente se han realizado varios movimientos para quitar el segundo elemento de la ecuación. En ese esfuerzo por simplificar las cosas, hay quienes han pensado que lo siguiente que se ha de eliminar son las consolas o mejor dicho: llevárselas a la nube y emitir una señal de vídeo en streaming a una pantalla alejada a cientos de kilómetros de distancia.

Tras varios años con el run run de jugar en la nube este tipo de servicios empiezan a acercarse al gran público. Catálogos “a lo Netflix” donde nos servimos lo que queremos a cambio de una cuota mensual. En Xataka hemos tenido oportunidad de probar la plataforma de Gamefly a través de un televisor Smart TV de Samsung (ya os adelantamos algunos detalles hace tiempo) y tras jugar unas cuantas horas os contamos nuestra experiencia.

¿Qué es GameFly?

GameFly es un servicio que se lleva la parte de la consola a un servidor en remoto y donde nosotros, en nuestra tele, recibimos una señal de audio y vídeo. Es decir, como si tuviéramos una consola conectada a muchos kilómetros de distancia. Esto significa que al moverse todo por Internet se debe cuidar al máximo la conexión para que la señal llegue bien, con calidad suficiente y donde los retrasos sean mínimos.

Para contenido audiovisual lineal como series o pelis es muy sencillo ya que incluso nos podemos permitir el lujo de pausar un momento para que haga buffering. Con los juegos todo se hace en directo, es un servidor ejecutando un juego (normalmente una emulación si es consola o el código directamente si es PC) y no hay circulitos con el “Cargando” debajo que valgan.

Gamefly Streaming

El tipo de contenido que hay, luego lo detallaremos más adelante, varía en función del servicio. En el caso de GameFly es un modelo de cuota mensual donde podemos jugar a todo lo que queramos a un pack de juegos muy concreto, no una barra libre enorme con todos los títulos disponibles. Es importante matizar eso porque la compañía segmenta sus títulos en diferentes temas.

En las horas que he dedicado a probar GameFly (unas diez) he ido intercalando entre dos tipos de conexiones: ethernet a 100MB y WiFi a la misma velocidad. Según Samsung con unos 3MB es suficiente para que vaya bien. No sé si con tan pocos funcionará fluido pero en mi caso no he tenido ningún problema incluso cuando la red estaba un poco congestionada de tráfico.

¿A quién va orientado este tipo de servicios? A jugadores casuales, a todos aquellos que les apetece jugar pero no quieren invertir en una consola. GameFly es mucho más barato pero también el catálogo es mucho más limitado y algo anticuado: casi todo lo que encontraremos son cosas de al menos hace un par de años.

¿Aporta valor a quienes llevan tiempo sin jugar y les apetece retomar juegos que se perdieron en su día? No, al menos no con GameFly. PlayStation Now sí que tiene una mejor orientación a ofrecer un catálogo nostálgico pero la sensación que nos da la plataforma que ha elegido Samsung para sus teles es que la biblioteca es algo dispar, motivo por el cual deciden hacer paquetes temáticos. Hablando de ella, vamos a verla más en detalle.

¿Cuál es el catálogo de juegos que ofrece?

Como explicábamos anteriormente, GameFly no ofrece un “todo lo que puedas jugar al mes” sino que segmenta su catálogo en diferentes paquetes para que te compres el que más te interesa. A fecha de publicación de este análisis, podemos encontrar los siguientes:

All Around Pack (7,99 euros)

  • Mahjongg Artifacts: Chapter 2
  • DiRT 3
  • GRID
  • MUD
  • NBA 2K13
  • Moto GP 13
  • Ethan: Meteor Hunter
  • The mysterious Cities of Gold
  • Ace Combat: Assault Horizon
  • Pac Man Championship Edition DX+
  • Pac Man and the Ghostly Adventures
  • IHF handball Challenge 14
  • WRC Powerslide
  • GRID 2
  • Giana Sisters: Twisted Dreams
  • MXGP The official motocross video game
  • BlazBlue: Calamity Trigger
  • WRC 4
  • Type: Rider
  • Lego Batman
  • Enchanted Cavern
  • Lego Harry Potter years 5/7
  • Batman Arkham City
  • Star Trek
  • Hexodius
  • Totally Spies! Totally Party
  • Ridge Racer Unbounded
  • Super Splatters
  • Rugby 15 WC
  • Contrast
Gamefly 1

Hardcore Pack (7,99 euros)

  • Overlord 2
  • Red Faction Guerilla
  • Operation Flashpoint: Dragon Rising
  • Batman Arkham Asylum
  • F3ar
  • Shank
  • Shank 2
  • Red Faction Armageddon
  • Sleeping Dogs
  • Hitman Absolution
  • Darksiders
  • Batman Arkham City
  • Alan Wake American Nightmare
  • Batman Arkham Origins
  • Inversion
  • Frontlines Fuel of War
  • Final Exam

Lego Pack (7,99 euros)

  • Lego Batman
  • Lego Harry Potter years 5/7
  • Lego Batman 2
  • Lego Lord of the Rings
  • Lego Marvel Superheroes
  • Lego Batman 3: Beyond Gotham
  • Lego The Hobbit

En total 51 juegos únicos (algunos se repiten en el pack All Around) que en el caso de querer pagar por todos ellos suman casi 24 euros de cuota mensual. La división que hace Gamefly es acertada: un gran paquete variado (con muchos juegos de conducción), otro más orientado a jugones y por último uno de corte infantil con la franquicia Lego.

El catálogo tiene algunas joyitas como los tres primeros juegos de la saga Arkham de Batman. Muchos de los títulos que hay ya peinan las primeras canas, los más modernos tienen solo un par de años. Algunos han envejecido muy bien y otros han acusado muy rápido el paso del tiempo y la aparición de consolas de nueva generación.

Por último tenemos algunas incorporaciones un poco extrañas. ¿Un NBA 2K de hace dos años? Los juegos deportivos anuales mueren muy rápido y jugar con plantillas de hace dos años no tiene mucho sentido aunque si echáis de menos a Pau Gasol en Los Ángeles… Luego sorprende algunos juegos como el Mahjongg que parece más algo que nos encontraríamos en el sistema de entretenimiento en un avión. Variedad hay, de eso no hay duda.

Gamefly 3

¿Es caro? Como hemos visto cada uno de los packs vale casi ocho euros. Teniendo en cuenta la cantidad y calidad es un precio razonable y con la tranquilidad de que una vez nos cansemos o nos los pasemos podemos cancelar la suscripción y listo. En el tiempo que hemos estado usando el servicio nos ha dado la sensación de que todo es muy estático y no habrá actualizaciones para cada colección por lo cual no hay incentivo como en las plataformas de audio o vídeo en streaming para quedarse a lo largo del tiempo.

Experiencia de uso: correcta pero no es la mejor

Ahora que hemos hecho las presentaciones formales de la plataforma y el contenido, es hora de contaros qué tal nuestra experiencia. Antes de nada me gustaría aclarar que si sois usuarios habituales de la plataforma Smart TV de Samsung tendréis la mitad de la batalla ganada antes de empezar.

No me gustan las Smart TVs. Mi tele Samsung lo es porque no había opciones interesantes sin “inteligencia” cuando quise comprar una. En mi día a día, cuando quiero ver contenido de Internet simplemente reboto desde el móvil o el ordenador a través de Chromecast mientras que el resto de HDMIs están ocupados por consolas. El primer día eché un vistazo al catálogo de Samsung, vi que no me interesaba nada y pasé de largo.

Gamefly 5

Para probar Gamefly me tocaba pasar por el sistema Smart TV de Samsung. Refunfuñé porque si algo sabía era que configurar una cuenta y ponerla al día era una tortura. No porque estuviera mal diseñado sino porque un mando a distancia no es la mejor herramienta para estar introduciendo contraseñas y cuentas de correo.

Aquí Samsung ni Gamefly han hecho mucho por cuidar esa primera experiencia: configurar la cuenta, añadir un sistema de pago… Muchos pasos y una navegación que podrían ser mucho más intuitivos. Hay veces donde de verdad tienes que empeñarte en que quieres jugar: es fácil que intentando hacer el primer login desaparezca nuestra cuenta del formulario si hemos puesto mal la contraseña, configurar un sistema de pago no es muy amistoso tampoco…

Al final con un poco de paciencia se consigue acceder a la interfaz de Gamefly. Aquí todo está mejor distribuido: tres filas de iconos con los packs de juegos que hemos descrito anteriormente. El problema es que la navegación aquí es un poco confusa: con el mando a distancia podemos ejecutar algunas acciones pero no todas ya que aquí quien entra en acción es el mando de consola que hemos conectado a la tele. Una vez estéis dentro de la aplicación dejad el mando a distancia y coger un pad para jugar.

¿Qué mandos podemos usar? Cualquiera que tenga un receptor inalámbrico USB (nosotros hemos hecho las pruebas con este modelo de Logitech) funciona. Antes de comprar uno, si no tenéis, echad un ojo para ver si vuestra tele es compatible con él o no.

Gamefly 6

Volviendo al menú de la aplicación: una vez seleccionemos un juego nos aparecerá una ficha donde nos permitirá jugar diez minutos gratis para probarlo (suficiente para saber si nos convence o no) o bien suscribirnos al paquete directamente al paquete que más nos guste.

A la hora de jugar hay que destacar que en la señal que nos llega el vídeo es a 720p. Puede parecer poco pero tened en cuenta que muchos de los juegos que hay en el catálogo tenían esa resolución nativa por lo que si emitiera a 1080p nos llegaría una imagen escalada.

La calidad con la que llega el vídeo en las conexiones con las que que hemos hecho pruebas (100MB por ethernet y WiFi) es buena y no da la sensación de que lo que tenemos delante nuestra es en realidad una señal de vídeo en streaming. En teles Full HD se nota un poco la diferencia de resolución, una vez estamos concentrados en el juego nos olvidamos de ese detalle.

En este tipo de plataformas es importante el tiempo de respuesta (input lag) que hay entre la pulsación del botón y la ejecución de la acción. En consolas y ordenadores es toda una obsesión para juegos competitivos, en Gamefly también debe ser algo que se mire al detalle porque el tiempo puede tender a ser más largo por la conexión que hay entre el servidor y nuestra tele.

Gamefly como servicio funciona sin problemas. Los quebraderos de cabeza vienen por la pésima integración y diseño de aplicaciones para Smart TV.

La experiencia no ha sido del todo mala: el tiempo de respuesta es aceptable para jugar a casi todos los juegos del catálogo. Con el único que vais a tener problemas es con ‘BlazBlue Calamity Trigger’ si decidís jugar en serio. Los juegos de lucha requieren mucha rapidez en la ejecución y aquí Gamefly no ofrece la mejor experiencia posible. Se trata de un caso aislado ya que con el resto no tendremos problemas.

Empezamos a jugar y saltamos de un título a otro, picoteando y viendo qué ofrece cada uno. De repente notamos algo raro en la imagen. No sabemos qué es porque de repente para y todo se vuelve a ver bien. Vuelve a ocurrir de nuevo, prestamos atención y, efectivamente, a veces las calidad de la señal sufre pequeños bajones.

La resolución no se reduce en ningún momento pero a veces la señal de vídeo llegada dañaba y se entrecortan los frames o hay una pequeña congelación en la imagen. Afea la experiencia de juego y por un momento nos recuerda que lo que tenemos no es exactamente una consola.

Gamefly 4

Sobre la tecnología que se usa detrás, Samsung afirmó en su día que los títulos se ejecutaban sobre un emulador de Playstation 3. Tras probar varios juegos tengo dudas sobre esa declaración ya que en muchos títulos se ven las opciones multijugadores y al intentar entrar nos avisa de que Steam (PC, Mac y Linux) no está disponible en ese momento.

Dicho esto sobre el multijugador hay que recalcar que si bien la ejecución del juego es correcta nos encontraremos con algunas limitaciones: no hay multijugador online y de momento ninguno de los juegos que hemos probado viene con el español como idioma posible. Todo está en inglés y no ofrece más posibilidades, esperamos que en el futuro lo arreglen. Otro punto importante en el que me gustaría hacer hincapié: las partidas se pueden guardar y podemos pasarnos un juego en varias sesiones.

La tecnología está aquí, los juegos casi, la opinión de Xataka

Me considero una persona jugona: buena parte del catálogo que ofrece Gamefly lo probé en su día. Hay títulos muy buenos y otros que están de relleno para abultar una librería que de momento tiene un tamaño justo. Su precio está justificado en los tres packs pero a medio plazo es algo que sabrá a poco si no hacen un esfuerzo por traer más contenido.

La tecnología funciona. Sí, hemos visto que no va del todo fina aunque la conexión sea buena pero a poco que funcione y tenga usuarios seguro que el servicio es escalable para mejorar la calidad. No vais a creer que infraestructuras como la de Netflix se montón de un día para otro ¿verdad? La tecnología está lista y a poco que crezca mejorará (¿alguien dijo peering con operadoras?).

Gamefly sabe hacer bien la parte técnica pero la sensación que transmite el servicio es que no tienen claro a qué público llegar. Catálogo irregular, pocos incentivos para pagar una suscripción a lo largo del tiempo…

La sensación que nos ha dejado es positiva. Para mí, como jugador habitual, ha sido divertido poder volver a jugar a títulos que ya son clásicos. Está bien para picotear pero a simple vista (desconocemos si hay planes de ampliar con más contenido) no es un servicio por el cual vayamos a estar pagando durante mucho tiempo. Quizá en uno o dos meses nos hemos terminado todo lo que nos llama la atención. Tiene una fidelización complicada.

Para jugadores casuales está bien pero teniendo en cuenta que es un público muy promiscuo (la mejor prueba de ello son los juegos móviles) el modelo de pequeños packs quizá no sea la mejor opción para ofrecer algo con lo que estar entretenidos durante una buena temporada.

Más allá de la cantidad, la calidad es un poco irregular: algunas pequeñas joyas, muchos títulos del montón y algunos juegos que sigo sin entender por qué están ahí. No quieren competir con las consolas, saben que su servicio es para alargar la vida de juegos que a día de hoy ya no tienen ningún tirón. Una especie de retiro dorado como el que dibuja Amazon Underground para las aplicaciones y juegos móviles.

Tranquilo, no vas a vender tu Playstation 4 ni tu Xbox One para jugar a Gamefly. Lo último de lo último seguirá estando en las consolas (y PCs) y estos servicios, mientras, son como un equipo de segunda división: no tiene jugadores de primera línea, hay alguna que otra vieja gloria para darle brillo al conjunto pero poco más. También hay hueco para ellos, ojo, pero llamemos a cada cosa por su nombre.

También te recomendamos

Gana una afeitadora Philips Serie 9000

Samsung patenta un método para que tu smartphone detecte enfermedades a partir de tu voz

Gamefly llega a la teles de Samsung: videojuegos PS3 en streaming a 720p


La noticia Probamos Gamefly en un televisor Smart TV: así es la experiencia de jugar en la nube fue publicada originalmente en Xataka por Juan Carlos González .


Source: xataka