Exterior

Durante la jornada de ayer, Nissan organizó un evento para prensa en Madrid; un Roadshow al que tuvimos la ocasión de asistir para probar su nuevo Nissan LEAF y llevar a cabo una toma de contacto con este coche que, en términos generales, nos ha dejado buenas sensaciones. Los nipones, asimismo, aprovecharon la cita para conmemorar el primer lustro del que es “el eléctrico más vendido del mercado” y hablar de las últimas iniciativas de su compañía en este ámbito.

De hecho, el acto contó con la presencia de José Antonio Díaz, Coordinador de Medioambiente del Ayuntamiento de Madrid, que hizo especial hincapié en el nuevo protocolo de contaminación de su consistorio. Uno de los puntos clave del discurso de la marca, que reiteró la necesidad de planes para fomentar la movilidad eléctrica así como de un marco regulador específico. Pero vayamos con las características del coche y nuestras impresiones.

Las principales novedades

De esta manera, el recién estrenado LEAF viene con una batería mejorada de 30 kWh y un 26% más de densidad de electrodos –logrado gracias al empaquetamiento de las celdas, 8 por módulo, y a la incorporación del cobalto y el níquel- que incrementan la autonomía del coche hasta los 250 kilómetros, algo que podría reducir las reticencias de los compradores más reacios.

Y no es la única que ha experimentado un remozado, sino que también lo ha hecho el sistema de navegación –con una interfaz más intuitiva y receptor de radio digital- y NissanConnect EV, que incorpora (en los acabados Acenta y Tekna) funciones tan útiles como la que nos deja activar la calefacción antes de entrar en el habitáculo para que esté calentito cuando lleguemos.

Pero, ¿cuánto cuesta? El precio final del modelo es de 20.170 euros, eso sí, con todas las ayudas (plan MOVEA y MOVELE) descontadas; un importe contra el que poco tiene que hacer la competencia. Además y si no te convence, tienes tres meses para probarlo y decantarte por este o por otro de sus coches. Una ventaja destacable.

Ojito con…

2

Al margen de los detalles técnicos, existían una serie de cuestiones que se nos quedaban en el tintero y que resultarán de interés para cualquier cliente potencial. Por ejemplo, ¿cuánto cuesta “llenar el depósito”? ¿Cuántos años dura la batería? ¿Afecta el uso del aire acondicionado? Por fortuna, nuestras dudas obtuvieron respuesta.

Así, respecto al precio de carga, la entidad estima que la de media hora supone un coste aproximado de tres euros, mientras que la convencional vendría a suponer 1,02 por cada 100 kilómetros. Es decir, ahorraríamos un importe significativo en gasolina, pues una recarga completa vendría a costar unos 10 euros, frente a los 50 de cualquier vehículo Diésel o de Gasolina con las mismas prestaciones (aproximadamente). Por no hablar de que el mantenimiento de un coche eléctrico resulta inferior al de uno de combustión.

7

Pero no es oro todo lo que reluce. De hecho y aunque el LEAF viene con una garantía de 8 años, terminada esta y en el caso de que se nos rompiese la batería, cambiarla nos costaría (actualmente) la suma de 6.000 euros, una abultada cantidad que deberíamos tener en cuenta en nuestro cálculo inicial.

Asimismo, los nipones no han sabido determinar cuál es el número máximo de recargas para las que está preparada, aunque sí han comentado que esta durabilidad será menor si abusamos de la carga rápida, algo que deberían valorar los usuarios que, como los taxistas, podrían verse abocados a usarla en mayor medida. En cuanto al aire acondicionado y de primera mano, hemos observado que su empleo afectaba directamente a la autonomía del vehículo, mermándola.

Nuestras impresiones

13

Como comentábamos, el evento de ayer nos brindó la oportunidad de probarlo, una experiencia que nos dejó con un sabor de boca bastante bueno, aunque le ponemos algunos “peros”. Así y para empezar, al abrir el maletero para guardar nuestro abrigo, nos hemos encontrado con un amplio maletero de 370 litros de capacidad y un tradicional cierre que responde a la presión de nuestros dedos, muy físico.

Ya dentro del habitáculo (y en este modelo, el tope de gama), nos hemos encontrado con unos asientos tapizados en cuero, calefactables, mullidos, y partidos en dos, para mayor comodidad. Los acabados son estéticamente correctos, pero no hallamos nada fuera de lo común: varios compartimentos para latas, tiradores cromados, un monitor que nos indica la velocidad sobre el volante, y algún que otro detalle brillante en las puertas. Respecto a la parte trasera, el suelo no es plano, sino que cuenta con la división central clásica.

19

En el salpicadero –y como puedes apreciar en la foto- hallamos el navegador que, sorprendentemente, esconde una unidad de CD-ROM. Para introducir nuestro álbum favorito, deberemos “desmontarlo”; algo bastante incómodo, ciertamente, sobre todo porque en la parte inferior encontramos un conector USB. Volviendo al navegador y al margen de lo dicho sobre su interfaz, la pantalla responde mejor al tacto que en versiones anteriores.También tiene la inclinación adecuada.

En cuanto a la experiencia de conducción, la dirección no resulta demasiado suave, sino que el volante (calefactable, por cierto), nos proporciona un sólido agarre. No ocurre lo mismo con las suspensiones, muy blandas, que aunque resultan muy confortables, no nos proporcionan una sensación “realista” del terreno (parece que estemos patinando y alguno se comerá más de un bordillo, todo sea dicho). Eso sí, es una cuestión de gustos.La caja de cambios automática tampoco era demasiado cómoda en el modo neutro.

Al margen de lo comentado y desconocemos si fruto de una mala configuración inicial del prototipo que nos han prestado durante unas horas, experimentamos varios problemas relacionados con la reacción del coche. Es decir, tuvimos dificultades en dos ocasiones para ponerlo en marcha, pues parecía que el sistema se hubiera “colgado”; un hándicap que me hizo pensar, inmediatamente, en Windows y malware, aunque puede ser cosa de una.

Otras consideraciones

Img 20160223 130759 1

Al margen de lo dicho, no podemos perder de vista una serie de consideraciones que asociamos no solo con este modelo, sino con otros “de la misma especie”. Por ejemplo y, si bien ha incrementado la autonomía de su batería, lo cierto es que continúa quedándose corta para los usuarios que, como una servidora, llevan a cabo trayectos más largos durante el fin de semana.

Algo que la marca está intentado solucionar prestándonos un vehículo de combustión 14 días al año, una iniciativa que, dado lo limitado de su disponibilidad, sigue siendo insuficiente. Tampoco debemos olvidarnos de la escasez de puntos de recarga en nuestro país (160 rápidos y 700 normales), ni de los problemas relacionados con las comunidades de vecinos, así como los que tendrán los usuarios que carezcan de una plaza de garaje y se vean obligados a aparcar en la calle.

También te recomendamos

Si la gama media ha triunfado, es gracias a este móvil

Así se fabrica un coche del siglo XXI en el siglo XXI: el Nissan LEAF

Conviértete en la sensación de la carretera, llegó el coche que brilla en la oscuridad


La noticia Probamos el nuevo Nissan LEAF Zero Emission fue publicada originalmente en Xataka por Agueda A.Llorca .


Source: xataka