Screenshot 20160812 090342

Llevamos mucho tiempo oyendo hablar de que el móvil podría ser nuestro próximo PC. En un momento dado lo llevamos en el bolsillo, al momento siguiente lo tenemos anclado en un dock que nos permite manejarlo como si de un ordenador convencional se tratara, con teclado y ratón. Ubuntu Edge lo prometió hace tiempo pero no llegó a despegar. Microsoft también lo ofreció en Windows 10, pero el sistema operativo móvil cada vez está menos extendido.

A través de Kickstarter un grupo de desarrolladores intentó implementar este paradigma con el proyecto Andromium. No llegó a triunfar, pero recientemente lo han retomado con Superbook, un proyecto para crear un portátil ultra-barato que consiste en un teclado y pantalla para conectar al móvil.

El proyecto ha sido un éxito, recaudando casi 2 millones de dólares (todavía está abierto el plazo). Los impacientes, eso sí, no están de enhorabuena: los primeros envíos serán en enero de 2017. Aún así hay una alternativa casera para usar el concepto que proponen con dicho proyecto.

Tecnología DisplayLink

Una de las pegas del proyecto original de Andromium y que hizo que no lograra tener éxito es que los terminales necesitaban disponer de MHL. Cada vez menos terminales soportan esta tecnología para replicar la pantalla del móvil en un monitor y esto complica mucho las cosas. Sin embargo en este nuevo proyecto aseguran que lo único que tiene que soportar el teléfono es USB OTG, algo que ya disponen la mayoría de los terminales.

La clave está en la tecnología DisplayLink. Esta tecnología permite convertir cualquier puerto USB en una tarjeta gráfica que replique o extienda el escritorio. En principio fue pensada para PC y MAC, pero desde hace tiempo está funcionando también en Android.

Esto ha permitido que la gente de Superbook pueda soportar prácticamente cualquier terminal Android (aunque recomiendan que sea potente). Y además hace que el Superbook se puede usar como una pantalla extra de un PC o un MAC, lo comentan de pasada en el propio proyecto. La clave para lograr esto es el chip de DisplayLink que contiene el portátil.

¿Podemos hacernos un Superbook casero?

Lo bueno de DisplayLink es que es una tecnología que existe desde hace tiempo y hay bastantes dispositivos que lo soportan. Normalmente son cajas que por un lado tienen una toma USB y por el otro VGA / HDMI para conectar a un monitor, pero los hay que además integran un hub USB, cosa bastante útil para conectar teclado y ratón. La lista de dispositivos soportados es muy amplia y los precios van desde los 40 hasta los 150 euros. Además de esto necesitamos, eso sí, un cable USB OTG para nuestro móvil.

P1320335 Teléfono Android conectado a un dispositivo DisplayLink

De hecho los fundadores de Andromium ya saben que en breve habrá clones de lo que están haciendo y seguramente más baratos. No les importa, pues desde el principio su objetivo era hacer software, un sistema operativo dentro de otro (sin necesidad de rootear ni hacer nada raro en el terminal) y es ahí donde ven su ventaja competitiva.

Con dicho dispositivo e instalando la aplicación de DisplayLink en nuestro Android ya podemos tener una réplica de nuestro terminal en un monitor. Lo podemos usar así o podemos personalizarlo para que el trabajo sea más cómodo, como un PC.

Para esto podemos usar launchers específicos que tengan una disposición más compacta (Nova Launcher lo permite) o directamente usar la aplicación de Andromium en nuestro terminal. Realmente esta posibilidad es lo más adecuado para manejar el móvil como si fuera un PC.

P1320346 El móvil en un monitor

Por lo dicho por la gente de Andromium, el sistema no va a ser cerrado con su hardware. Creen que lo verdaderamente revolucionario es su software y el Superbook es un impulso (muy grande, por cierto) a su proyecto original.

Si queremos probar sin gastarnos dinero siempre existe la posibilidad de usar otros métodos de clonar nuestro móvil, como por ejemplo usar un monitor que use Miracast (más bien una televisión) o si tenemos un Chromecast conectarlo a un monitor HDMI y usar la posibilidad de clonar pantalla. Pero lo cierto es que el clonado inalámbrico tiene algo de lag y puede ir a tirones al visualizar vídeos (esto se puede mejorar con un router de altas prestaciones).

movil-como-ordenador


image01


image01


image01


image01

¿Cuál es la experiencia con Andromium?

En los últimos días he estado probando a fondo Andromium con mi OnePlus 3 y un dispositivo DisplayLink de Dell. La réplica funcionó sin problemas al instalar la aplicación oficial de DisplayLink, y el puerto USB que trae el dispositivo permite conectarle un teclado y ratón.

Al instalar la aplicación de Andromium pide algunos permisos especiales, como acceso a las notificaciones de Android y modificar ajustes del sistema. Una vez se lanza la aplicación nos aparece un escritorio que se ve muy compacto en el teléfono pero perfecto en el monitor.

Screenshot 20160812 085902

De momento Andromium es gratuito, pero seguramente en el futuro no lo sea. Saben que mucha gente lo va a usar sin su hardware y por tanto tienen que ganar dinero de algún sitio. Pero en estos momentos podemos instalar la aplicación sin pagar nada.

El escritorio tiene algunas aplicaciones predefinidas, como un explorador de archivos estilo ordenador, un reproductor de vídeo, un navegador web, un reproductor de música y un buscaminas. Estas aplicaciones, cuando se ejecutan, no ocupan toda la pantalla, se pueden maximizar, minimizar o cerrar, y se pueden poner unas encima de otras. El navegador carga por defecto las páginas web de escritorio y va bastante fluido. Claro que estoy usando un móvil con un Qualcomm Snapdragon 820 y 6 GB de memoria RAM.

Screenshot 20160812 090402 Navegador maximizado y menú de inicio superpuesto

Ahora bien, aquí acaba lo bueno. El menú inicio tenemos las aplicaciones instaladas en el teléfono. Cuando ejecutamos alguna realmente se nos abre la propia aplicación en grande, ocupando toda la pantalla y con una resolución excesiva. Arriba a la derecha nos aparecen, eso sí, dos iconos, para minimizar y cerrar. Pero a veces la barra de notificaciones de Android, que debería estar oculta, aparece y no nos permite usar dichos botones. Llevando el ratón a la parte de abajo, incluso con una aplicación nativa de Android abierta, sale la barra de tareas, y ahí podemos cambiar entre aplicaciones o lanzar otra desde el menú de inicio.

Screenshot 20160812 090547 Google Drive a pantalla completa, con el menú de inicio de Andromium superpuesto

Otro problema es que en todo momento la pantalla de nuestro Android permanece encendida, aunque hay una función experimental que permite atenuarla. Si en algún momento dejamos de usar el sistema y se apaga la pantalla deberemos desbloquear el terminal de la forma habitual, apareciendo además en el monitor la pantalla en modo vertical de nuestro móvil. Si tenemos desbloqueo por patrón es bastante incómodo.

Screenshot 20160812 090632 Google Drive a pantalla completa, con el menú de inicio de Andromium superpuesto

Un problema con el que va a tener que convivir Andromium es la resolución del monitor conectado. Por defecto la resolución del móvil es la única disponible, no hay forma, como en un PC, de seleccionar la resolución de destino, y esto hace que en monitores que no sean de las mismas proporciones que nuestro móvil la pantalla se vea rara.

P1320347 La pantalla de Android en un monitor que no guarda la misma relación de aspecto. Esto es un problema de Android y de dificil solución para Andromium.

La última pega es que mientras tengamos conectado un dispositivo OTG (en este caso el conversor DisplayLink) no podemos cargar el móvil y la batería se va gastando. Este problema está solucionado en el Superbook, pero si usamos esta solución “casera” no es tan sencillo (aunque hay quien asegura que se puede hacer, con el USB tipo-C no parece posible).

andromium


image01


image01


image01


image01

Tienen que mejorar Andromium

El proyecto Superbook va como un tiro. Ha sido un éxito y dentro de unos meses mucha gente va a recibirlo y empezar a disfrutarlo. Por tanto tienen tiempo de mejorar Andromium ya que ahora mismo está muy verde. Para mi lo fundamental a mejorar es lo siguiente, pero no sé si será posible:

  • Hacer más aplicaciones “nativas” dentro de Andromium. Ya han anunciado un SDK, pero en el momento del lanzamiento tiene que haber más
  • Lograr integrar de una mejor forma las aplicaciones del teléfono dentro del escritorio de Andromium, con una resolución más pequeña, de lo contrario es muy tosco.
  • Lograr que la pantalla del móvil se apague mientras está conectado. Incluso aunque se esté cargando, en el caso de usarlo con el Superbook, es bastante molesto.
  • Modificar el apagado de la pantalla mientras no se usa. En un móvil 15 ó 30 segundos es lo normal, en un ordenador tienen que ser varios minutos
  • Mejorar la pantalla de desbloqueo, que aparezca una imagen vertical con un patrón no es muy profesional.
  • Permitir personalizar más el escritorio, cambiando la imagen de fondo, añadir iconos, etc.
  • Mejorar la configuración del ratón y teclado. Los atajos de Android existen, pero son algo distintos a los que estamos acostumbrados. Hay aplicaciones que lo hacen así que no debería ser un problema.

Si logran mejorar esta y otras cosas puede que este proyecto sea un éxito fuera de la campaña de Kickstarter y el móvil como PC sea, por fin, posible. El Andromium actual es una buena base y con todo el capital recaudado tienen todo lo necesario para posicionarse muy bien para el futuro.

También te recomendamos


Análisis: Check-in por móvil, de Spanair


Nokia X3-02, con teclado clásico y pantalla táctil


Marcando la diferencia: los deportes olímpicos más extraordinarios


La noticia

No quiero esperar al Superbook, ¿cómo puedo usar mi móvil como ordenador?

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alejandro Nieto

.


Source: xataka