Maxresdefault

No es un hecho demasiado reconocido públicamente por Microsoft, pero Kinect no ha funcionado como esperaban. Prometedor en sus intenciones, su destino ha sido el cajón de muchos usuarios, pero no por ello vamos a restarle valor, ni vamos a estigmatizar todo lo que salga de los laboratorios de Redmond.

En una reciente conferencia TED en la que participó Alex Kipman – Microsoft -, explicó que no debían tener tanta prisa en vender HoloLens. Posiblemente están cerca de un punto en el que podrían empaquetarlo, colocarle un precio, y ponerlo a la venta, pero tienen claro que no es lo mejor camino.

Todavía en desarrollo, HoloLens es la propuesta más compleja desde las grandes marcas, mezcla realidad aumentada con virtual

Entienden que un desarrollador tiene otras inquietudes, pero un consumidor final lo cogería, descubriría las doce demostraciones que tenemos para él, y en poco tiempo pasaría a coger polvo.

No es el destino para una gran inversión, que asciende a 3.000 dólares en una primera versión ideada para empresas y desarrolladores. Es una valla que no saltaron con Kinect, y que en el ciclo de vida del periférico no parece que se vaya a saltar.

Mientras, la competencia en realidad virtual pura y dura sigue moviéndose lo más rápido que puede para llegar al mercado, con software que pueda reclamar nuestra atención. Sony y su PlayStation VR tienen que ser una realidad a finales de año, mientras HTC y Oculus quieren tenerlo antes.

Kinect, antes conocido como Project Natal, nos impresionó en demostraciones, pero no nos maravilló en el salón, más allá de comandos de voz y las agujetas con algunos juegos de baile. Kinect en su versión 2.0 y su relación con One tampoco quitó el sueño del gran público.

Ap488224629775

“Kinect no fue una experiencia agradable”, Kipman. “Simplemente no estaba listo para vender diez millones de unidades en sesenta días, que es lo que hizo.”

La verdad es que preferimos que salga algo bien, a un dispositivo a medio hacer, por la única razón de que esté en el mercado frente a la competencia. También habría que conseguir que su precio final estuviera más cercano a los 800 dólares que parece que va a costar la competencia atada a ordenadores, como Oculus o Vive. Posiblemente aquí les gane la partida a todos la opción de Sony.

Interactuar con hologramas cansa

O eso es lo que se está rumoreando por la red, y por lo tanto Microsoft podría estar preparando una solución. Aprovechando que os hablamos de HoloLens, os presentamos una filtración de accesorio que podría ayudar en este tema.

HoloLens necesita de nuestros gestos y voz para reconocer la interacción, y estar todo el día haciendo aspavientos no parece que sea la mejor opción. Un dispositivo como de la imagen, con botones, podría ser la solución.

Hololens Clicker

También te recomendamos

Si la gama media ha triunfado, es gracias a este móvil

HoloLens llegará hasta las 5,5 horas de autonomía, trabajan en mejorar el campo de visión

Así es como Microsoft quiere meterte el deporte en el salón: La Super Bowl y HoloLens hacen buen equipo


La noticia Microsoft no quiere que a HoloLens le ocurra como a Kinect, medirán mejor los pasos fue publicada originalmente en Xataka por Kote Puerto .


Source: xataka