Littleripper

Los tiburones en las playas parece ser un problema bastante australiano, y ahí los drones parece que tienen mucho que decir. Puede que a estos bichos voladores les cueste encontrar un sitio en la sociedad, al menos en lo que respecta a su uso por cualquier tipo de persona, pero donde tienen un lugar próspero para evolucionar es en los sistemas de vigilancia y rescate.

Para eso entra en juego Little Ripper, una versión modificada de un dron militar que le permite patrullar por la costa en busca de los peligrosos escualos. El dron ha empezado a funcionar en las playas de Nueva Gales del Sur, con operadores humanos viendo lo que ellos ven, pero también algoritmos que reconocen patrones de movimiento de tiburones.

En ese segundo campo de actuación están involucrados investigadores de la Universidad Tecnológica de Sidney. La idea pasa por conseguir que sean lo más autónomos posibles, reconociendo el movimiento de los tres tipos de tiburones más peligrosos: toro, tigre y el gran tiburón blanco.

Operadores

Un equipo de dos personas para controlar el dron desde tierra firme. Puede volar a más de 95 kilómetros del punto de partida

Estadísticas preocupantes por ataques de tiburones en la zona donde actúa Little Ripper, contabilizándose catorce incidentes en el último año

El dron es capaz de volar más de dos horas y media sin tocar suelo, con un rango de actuación superior a los 95 kilómetros, por lo que está capacitado para cubrir una gran zona sin llevar piloto encima.

Nos cuentan que su rango de vuelo es especial, pudiendo compartir alturas con otros vehículos de salvamento.

Unas cuantas unidades estarán en pruebas demostrando su utilidad durante seis meses, y para que nos hagamos una idea de lo que se mueve, cada uno de ellos tiene un precio que se mueve entre 180.000 y 250.000 dólares – además del sistema de control asociado -. Si la cosa sale bien, quieren colocar cuarenta drones Little Ripper en la citada costa.

D5fdbc5deea3b01ca2ba068780692bc9

Observación y cargamento de primeros auxilios

Como podéis comprobar en las imágenes, es bastante contundente en tamaño, también en potencia y posibilidades de carga, Little Ripper es casi como un helicóptero pequeñito.

No solo vuela para observar qué ocurre, también es capaz de cargar con herramientas útiles para primeros auxilios, como pueden ser balsas salvavidas, desfibriladores, o balizas con posicionamiento GPS. Esa carga es capaz de soltarla de forma remota.

little-ripper

image01 image01 image01 image01

Imágenes | Gregg Porteous, Daily Telegraph

También te recomendamos

Los trabajos que va a crear la tecnología en donde menos te lo esperas

Un drone veloz no es suficiente, ahora son autónomos e identifican obstáculos

Estos drones están aprendiendo a moverse por pistas forestales, buscarán a excursionistas perdidos


La noticia Little Ripper es un dron australiano que encuentra tiburones y salva vidas fue publicada originalmente en Xataka por Kote Puerto .


Source: xataka