Mobo Flickr Peter Pham

La placa base, uno de los componentes esenciales que todo ordenador guarda en su interior. Sea cual sea su naturaleza, todos utilizan una: más grande o pequeña, o con diferentes capacidades para admitir estos u otros elementos cuyo conjunto forma el computador en su totalidad.

¿Qué placa base elegir a la hora de comprar un nuevo equipo? Es la pregunta que seguro muchos se harán, y a la que hoy pretendemos servir de ayuda con este nuevo especial. Hablaremos tanto de lo que debes tener en cuenta a la hora de elegir una placa base, como de las mejores placas base que hoy en día podemos comprar para montar un nuevo PC.

Lo que debes tener en cuenta

Decenas de modelos ocupan las tiendas de todo el mundo, y curiosamente son todos distintos los unos a los otros. Dada la complejidad en las características de una placa base, os vamos a ofrecer unas cuantas sugerencias para tener en cuenta y escoger el modelo que mejor se adapte a vuestras expectativas.

El tamaño sí importa

¿Hay algún campo en el que el tamaño no importe? Con el surgir de los SFF o HTPC para jugar, las placas base están disponibles en una amplia variedad de formatos para adaptarse a estos PC’s en formato reducido.

Atx Comparison Genial comparativa de NCIX

En Wikipedia hay una amplia comparativa donde encontramos todas las características de estos formatos, aunque es cierto que la mayoría de placas domésticas son de formato ATX, de 30.5×24.4 milímetros, pero cada vez son más comunes las “pequeñas” —y cuadradas— Micro ATX, de 24.4×24.4 centímetros.

Lo primero que deberás hacer es definir el tamaño de tu nuevo ordenadores. ¿Quieres una torre, o será una gran torre? ¿O tal vez un SFF? Con estas preguntas podrás hacer una primera criba, y continuar.

Piensa en el futuro

Un ordenador de sobremesa suele ser una máquina que utilizamos durante largos períodos de tiempo, y precisamente estos equipos también suelen ser actualizados periódicamente. Pequeñas mejoras que siempre vienen bien, y con las que podremos adaptar nuestro ordenador a nuevos tiempos.

Placa Base Detalle
Hablamos de renovar la tarjeta gráfica o de añadir más memoria RAM o dispositivos de almacenamiento. Cuando compras una placa base debes mirar hacia el futuro, y estimar tu ritmo de actualización o qué crees que necesitarás dentro de unos cuantos años.

Esto está íntimamente ligado con tu punto de partida: si vas a empezar con 4 GB de memoria RAM, es posible que tarde o temprano compres otros 4 GB, o quizá más. Tu placa base debe tener el espacio suficiente para esta ampliación; lo mismo puede ocurrir con el almacenamiento —relacionado con el número de puertos SATA o M.2 disponibles— o la tarjeta gráfica —tanto por el estándar del PCIe como por el número de estos puertos disponibles, en el caso en el que estés pensando en montar configuraciones multigráfica.

Los ordenadores de sobremesa son altamente configurables y ampliables, y precisamente todas estas ampliaciones irán conectadas a la placa base que, por cierto, suele ser el último elemento en ser reemplazado. Si te quedas corto al principio, mal asunto.

¿Estándares? ¡Los estándares!

Decíamos antes que las placas base están plagadas de características que pueden ser realmente complicadas de entender para un novato en la materia. Dado que la placa es el componente en el que se interconectan todas las “piezas” del ordenador, es necesario que existan una serie de estándares que hacen posible esta comunicación.

Samsung V Nand

Por ejemplo, en almacenamiento tenemos los SATA, M.2 o los conocidos USB (1.1, 2.0, 3.0 o 3.1), junto con toda la variedad de RAID disponibles; en el apartado gráfico dedicado, de PCI Express 2.0 o 3.0 (X16, X8, X4…); o muchas cosas más. Basta con ir a la pestaña de especificaciones de una placa base para sorprenderse con lo complejas que pueden llegar a ser.

La clave es saber qué estándares vas a aprovechar, y cuáles no. Generalmente las placas más versátiles en cuanto a la compatibilidad con componentes son también las más caras, con lo que viene bien adaptarse lo más posible. Y, de nuevo, como decíamos en el anterior punto, mirar de cara al futuro para estimar lo que podemos necesitar.

¿Y el chipset?

No nos podíamos ir de aquí sin hablar del chipset, el “corazón” de la placa base. Los fabricantes de micros (principalmente Intel y AMD) aderezan las características de sus procesadores con unas cuantas opciones para los chipsets, con los que buscan adecuarse a los diferentes requisitos de los compradores… tanto técnicos como económicos.

El chipset debe estar adaptado a lo que vayas a necesitar, o mejor dicho, a utilizar en tu equipo. Por ejemplo, en el caso de Intel en la última generación Skylake tienen 6 chipsets, si bien no es sencillo encontrarlos todos en el mercado.

Intel Z170 Chipset Diagram

El más potente, el Z170, es una maravilla para los ‘high-end users’, pero sobra por todos los costados al resto de compradores que, reconozcámoslo, son mayoría en el mercado. Es fácil encontrar páginas especializadas que comparan todos los chipsets y discuten sobre tanto sobre las posibilidades de cada uno como lo que debe cumplir el comprador objetivo de cada uno de ellos.

Selección de las mejores placas base

Tras hablar sobre los principales puntos a tener en cuenta a la hora de comprar una nueva placa base, pasamos a realizar una selección de las mejores placas base que podemos encontrar hoy en día en el mercado. Un poquito de todo para adaptarse a los diferentes usos que pueden darse.

Gigabyte Z170X-Gaming G1

Gigabyte Ga Z170x Gaming G1

Lo tiene todo, absolutamente de todo, en un formato enorme (E-ATX) pensado para incrustar en las cajas más grandes del mercado. Gigabyte Z170X-Gaming G1 se caracteriza por ser una de las placas de gama más alta del mercado, con socket LGA 1151, chipset Intel Z170, 4 zócalos para DDR4 (hasta 3866 MHz.), sonido Creative integrado y LAN Ethernet Killer por duplicado. También incluye dos PCIe 3.0 x16 para conectar sendas tarjetas gráficas, y otros dos x8 para conectar —si el presupuesto te lo permite— otras dos más.

Buena y bonita, pero no barata… como seguro muchos esperábais. Más de 520 euros es lo que cuesta en PCComponentes, una cifra que seguramente se aleje de lo que muchos están dispuestos a pagar por una placa base.

Más información | Gigabyte

ASRock Fatal1ty Z170 Gaming K4

Asrock Fatal1ty Z170 Gaming K4

Mucho más comedida, sobre todo en el apartado económico, es la ASRock Fatal1ty Z170 Gaming K4. Menos de 500, y de 400, y de 300, y de… 200 euros. con una serie de características que la hacen tremendamente atractiva y genial en calidad/precio: 4 zócalos DDR4 (aunque hay un modelo con DDR3, para los que prefieran “lo vintage”) con otros dos PCIe 3.0 x16, socket 1151 y chipset Z170, sonido Realtek y Ethernet Killer E2400.

Puede que en ésta no podamos montar el equipo más avanzado de todo el panorama tecnológico, pero desde luego es un modelo muy atractivo para los que busquen una placa excelsa sin tener que pedir una hipoteca. ¿Cómo de asequible es? La tienes en Amazon por 135 euros.

Más información | ASRock

ASUS H170 PRO GAMING

Asus H170 Pro Gaming

Si lo tuyo es el juego, atento a la ASUS H170 PRO GAMING. Con el chipset H170 y sus dos PCIe 3.0 x16 (podrás conectar dos tarjetas gráficas al máximo rendimiento), también incluye un M.2 para el almacenamiento más rápido hoy en día, así como cuatro DIMM DDR4 (hasta 2133 MHz.) y sonido SupremeFX.

Para los que no quieran dejarse los cuartos, pueden tenerla por 124 euros en PC Componentes. Les permitirá invertir un poco más en otros componentes como la tarjeta gráfica o el procesador, mientras tienen una placa con una calidad/precio entre las mejores.

Más información | ASUS

MSI H170I PRO AC

Msi H170i Pro Ac

¿Lo del overclocking te suena a chino, o prefieres no “jugártela”? Entonces el chipset H170 es para ti, y que hagan uso de él la MSI H170I PRO AC es un juguetito muy coqueto tanto en características como en precio. Peculiar por su formato Mini-ITX, esto no quita para que ofrezca compatibilidad con DDR4 hasta 2133 MHz. (sólo dos zócalos, eso sí), chipset H170, un PCIe 3.0 y un M.2, junto con cuatro SATA 6 Gbps. No es que sea la más ampliable del mundo, pero si lo tienes claro y quieres hacerte un PC pequeñito, tenla en cuenta.

Una opción muy peculiar pero con el potencial para seducir a más de uno. Este modelo lo encontramos en Amazon por 115 euros.

Más información | MSI

Gigabyte GA-H110M-S2H

Gigabyte H110m S2h

También hay espacio para aquellos que no quieran complicarse: que busquen una placa base sencilla y económica, y punto. En este caso la Gigabyte GA-H110M-S2H es un punto de partida muy atractivo porque precisamente ofrece una serie de características como USB 3.0, SATA 6 Gbps, un par de zócalos DDR4 y un PCIe 3.0 x16. Para el geek de tu primo se quedará corta; para el nuevo PC de mi abuelo es más que suficiente.

Muchas veces no hay que complicarse, y este modelo es un claro ejemplo de ello. La encontrarás por 55 euros en Amazon.

Más información | Gigabyte

Asus A88XM-A

Asus A88xm A

A la espera de que llegue lo nuevo, en AMD también podemos destacar algún modelo como la Asus A88XM-A que puede ser una interesante candidata para equipos alejados del gaming, o a los que no se les vaya a requerir muchas horas de juego. Recuperaremos estándares como DDR3 (4xDIMM), con sólo un PCIe 3.0 x16, un puñado de SATA 6 Gbps, y la adición de USB 3.0 en este modelo.

No hay mucho donde rascar si lo comparamos con otros modelos de los que ya hemos hablado, pero —insistimos— puede ser una excelente placa para ciertos usuarios. Su precio es de 75 euros en PC Componentes.

Más información | ASUS

Imagen de portada | Flickr de Peter Pham

También te recomendamos


Si quieres minar bitcoins, AsRock tiene algo para ti


Receta de smoothie con sorbete de limón y mandarina Carte D´Or & otras frutas


Sapphire quiere su hueco en el mercado de placas base


La noticia

Guía de compras de placas base: lo que tienes que saber antes de comprar una

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Espeso

.


Source: xataka