Europa protegerá la neutralidad de la red, aunque deja abiertas puertas traseras peligrosas

Hoy era un día clave para el futuro de la neutralidad de la red en la Unión Europea. El BEREC, regulador de las telecomunicaciones a nivel comunitario, ha hecho públicas las directrices los reguladores de cada país deberán tener en cuenta en sus nuevas normas sobre internet, tras seis semanas en las que ha recibido casi medio millón de opiniones, impulsadas entre otras por SaveTheInternet.

A grandes rasgos, se puede decir que los usuarios han ganado frente al fuerte lobby de los operadores de telecomunicaciones, ya que entre esas directrices se incluye la obligación de tratar todos los datos por igual. Pero, si vamos a la letra pequeña, nos encontramos con puertas traseras un tanto peligrosas, como que los operadores podrán gestionar el tráfico que surca sus redes en caso de congestión.

Aunque para muchos sea un concepto casi desconocido, la neutralidad de la red es algo que tendría que preocuparnos a todos. El principio esencial de internet es que todos los datos tienen que ser tratados por igual, independientemente de qué web, servicio o aplicación los genere. Actualmente, las tarifas que podemos contratar nos dan acceso a todo internet, pero, ¿os imagináis tarifas en las que tuviésemos que pagar un extra por acceder a ciertos servicios, como podría ser una plataforma de streaming? Hacia ese tipo de medidas caminaríamos si no protegiésemos la neutralidad de la red.

Eso es lo que buscan evitar las nuevas directrices europeas publicadas hoy por el BEREC, que tendrán que ser adaptadas por los reguladores de cada país de los 27. Por eso, lo primero que mencionan las directrices es que todos los datos tendrán que ser tratados por igual, impidiendo cualquier bloqueo o reducción de velocidad de contenidos específicos, aplicaciones o servicios.

Cada país decidirá sobre el *zero-rating*

Ahora, el trato igualitario de todos los datos se acaba cuando el BEREC dice que no prohibirá per se el zero-rating. Dicha práctica es muy fácil de explicar: el tráfico generado por una app o servicio concreto no descuenta datos de la tarifa contratada por el usuario, algo que hace Orange en su tarifa Colibrí con Facebook y Twitter o FreedomPop con WhatsApp. Cada regulador nacional podrá decidir si prohibe esas prácticas, aunque lo que no se permitirá en ningún caso es poder usar un servicio una vez agotados los datos de una tarifa, por mucho que ese servicio esté dentro del zero-rating del operador. Fuera de esta norma se quedarán el acceso a la web o app de atención del operador.

Dentro de que todos los datos tengan que ser tratados por igual hay otra excepción y es que los operadores podrán “gestionar el tráfico” en tres casos muy concretos: las ordenes judiciales, los ciber-ataques y las congestiones. El riesgo aquí es que las dos primeras causas parecen muy claras, pero no tanto así la de una red congestionada.

Los operadores podrán “gestionar el tráfico” en casos de congestión de la red, pero nunca podrán despriorizar el tráfico de una sola app o servicio

En caso de querer aplicar esa gestión del tráfico, el operador tendrá que comunicárselo al regulador nacional y las medidas tomadas tendrán que ser transparentes, no discriminatorias y proporcionadas. De hecho, las directrices también remarcan que, en caso de que un operador quiera despriorizar cierto tráfico por congestión, tendrá que hacerlo por tipos de tráfico (servicios de vídeo, de juego en streaming…) y no podrá aplicar la gestión a los datos generados por una sola app.

Por último, el paquete de normas a ser aprobadas por el regulador de cada país también incluye un apartado sobre información a proporcionar a los usuarios. Así, los operadores tendrán que dar a conocer en sus contratos las velocidades mínimas, máximas y medias de sus conexiones fijas o las velocidades máximas alcanzables por las redes móviles, incluyendo también las posibles técnicas de gestión del tráfico que aplique el operador.

Reacciones: satisfacción general

Pasando ya a las reacciones que ha generado la publicación de las directrices del BEREC, que como hemos mencionado ahora tendrán que ser llevadas a las normas o leyes de cada país, nos hemos encontrado con una satisfacción general por el lado de los usuarios y defensores de la neutralidad de la red. Otra cosa será cuando conozcamos la opinión de los operadores.

SaveTheInternet.eu, una de las plataformas que hizo campaña para presionar al BEREC, da hoy la bienvenida a su web asegurando que internet ha ganado. Mencionan que las directrices finales “ofrecen unas de las mayores protecciones de la neutralidad de la red”, añadiendo igualmente que la sociedad civil tendrá que seguir atenta para comprobar que los operadores no violan los nuevos principios.

Las palabras de EDRi, una asociación europea de defensa de los derechos civiles y humanos, van por el mismo camino. En palabras de su Director Ejecutivo, “Europa marca las normas para la defensa de un internet abierto, competitivo y neutral”. Para Julia Reda, eurodiputada del Partido Pirata, ésta es “una victoria de la sociedad civil, gracias a que los usuarios han conseguido vencer al lobby de los operadores”.

Imagen | MPD01605
En Xataka | Neutralidad de la red: qué es, cómo se vulnera y la situación en los principales países

También te recomendamos


La FCC pone de nuevo en jaque la neutralidad de la red en EEUU


¿Tienes necesidades especiales? Hay una tecnología que se adapta a ti


Seis consecuencias esperables de la aprobación del Canon AEDE


La noticia

Europa protegerá la neutralidad de la red, aunque deja abiertas puertas traseras peligrosas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Mikel Cid

.


Source: xataka