Enredos Cables

La lucha por evitar problemas con los dichosos cables nunca acaba. Es cierto que hay ya algunas opciones para intentar minimizarlos. Bien optando por conexiones inalámbricas o bien organizando y ocultándolos. El problema es que no todos los cables se pueden esconder. Porque muchos de ellos los usamos a diarios y en diferentes ubicaciones.

El cable USB de carga de tu smartphone, los de los auriculares, cargador del portátil, etc. Son muchos los candidatos que a lo largo del día optarán al premio al cable más enredado de todos. Si quieres ponerle fin, aquí van algunas ideas para evitar los molestos enredos en los cables.

Por qué se enredan los cables

Enredo Bolsillo

Evitar que los cables se enreden es algo imposible si no adoptamos ciertas medidas. Según pudo comprobar la Universidad de California, el propio movimiento al que se ven sometidos hacen que, en un cable enrollado, las secciones más cortas se van introduciendo en las mayores provocando así el enredo. Un estudio tan curioso que incluso sacaron fórmulas para explicar cada tipo de nudo.

El incesante movimiento de cables sueltos en un bolsillo o mochila hacen que estos terminen enredados

De todos modos, lo más interesante fueron algunas conclusiones como las de que los cables con longitud menor de 46cm o mayor a 150cm son menos propensos a enredarse. Lo que, en cierta medida, ya nos da algunas pistas para poner fin a esa maraña de incómodos cables enredados entre sí.

Primer paso, reduce el número de cables

Reduce Al Maximo

Los enredos de cables son muy molestos. Da igual que los liemos con cuidado, sin forzar o apretar en exceso,… terminan enredados. A veces, eso sí, se debe a la longitud del cable pero en muchas otras ocasiones por culpa de tener varios juntos. Conectas los auriculares, luego el de carga del móvil, más tarde quitas uno y cuando vas a conectarlo de nuevo ya está en lío montado.

Por tanto, la regla de oro: reducir al máximo el número de cables que necesitas. Al igual que cuando vimos cómo organizar los cables de tu equipo, el primer paso es conseguir quedarse sólo los que realmente resultan imprescindibles. Tu smartphone, tablet, reloj, lector de libros… posiblemente todos tengan su propio cable con conexión micro USB. ¿Necesitas tener tantos cables idénticos?

Habrá situaciones o momentos del día en el que sí podrás requerir tener a mano ambos, pero seguro que son las que menos. Por tanto, vamos a comenzar por ahí, por evitar tener cables de más.

Chafon

Una vez nos hemos quedado con el número de cables imprescindibles, si quieres reducir aún más puedes optar por comprar alguno de esos cables que incorpora diferentes “puntas” con conexiones distintas.

Soluciones para evitar enredos de cable

Cableclip 1

Ya hemos eliminado de nuestra vista todos aquellos cables sobrantes. Ahora será más sencillo organizar y tenerlos bien controlados. El problema es que suelen seguir liándose. Así que, aquí van algunos trucos, hacks caseros y pequeños accesorios con los que evitar enredos.

El mayor clásico de todos es el uso de pinzas para sujetar papel o aprietapapeles. Se pueden aprovechar de varias maneras. Una interesante es colocándolas en la mesa o estantería dónde sueles tener el o los cables. Claro que también son prácticas para cuando son cables que llevas en una mochila o bolsa.

Por supuesto, hay soluciones más elaboradas como las de BlueLounge y sus CableDrop. Pequeñas piezas de plástico con una hendidura en el centro que sirve para sujetar el cable. Normalmente, cables que no tienen un diámetro muy elevado. Ideal para los de cargadores de móviles, auriculares, etc.

Si quieres organizar otros cables algo más gruesos entonces prueba con LogiLink. Piezas de diferentes tamaños que sujetan los cables de forma individual o bien por grupos.

Otra opción de bajo coste y muy efectiva es el velcro. Yo reconozco que soy fan, y no es para menos. Es cómodo de usar y da mucho juego. Con un poco de velcro puedes liar el cable y dejarlo con el tamaño necesario para tu día a día. Igual con 30 cm de cable tienes suficiente y no necesitas los 120 cm que llega. Una solución también práctica para organizar otros tipos de cables, si os interesa encontráis rollos de 5m por sólo 7 euros en Amazon.

Cómo controlar los cables que siempre van con nosotros

Cableclip

Todo lo visto antes está genial, son soluciones a esos cables que solemos tener más o menos en un lugar fijo. Puede ser nuestro escritorio, un mueble en el que cargamos dispositivos, etc. Pero qué ocurre cuando esos cables vas a tener que llevarlos contigo.

Una opción es saber cómo enrollarlos de forma correcta. En LifeHacker publicaron hace ya tiempo un vídeo en el que mostraban diferentes métodos para enrollar los cables y evitar enredos. Son soluciones efectivas pero o se olvidan o simplemente terminan dañando el cable, sobre todo si se trata de auriculares.

Mis tres soluciones básicas, según la situación, son las siguientes. No es nada nuevo pero sí suficiente para evitar esos líos.

Grid It
  • La primera, cuando llevo la mochila, es usar Grid-it. Un accesorio que no es más que un conjunto de elásticos de diferentes tamaños con los que sujetar gadgets y cables. Creedme, es realmente útil
Cableyoyo
  • Reaprovechar la caja de auriculares como la de los EarPods de Apple o accesorios como CableYoYo de Bluelounge. Aunque no es el único que este fabricante ofrece. En su web hay otras opciones interesantes como CableClip, en Amazon cuestan 10,99€
Velcro
  • La última es tiras de velcro o los aprietapapeles (sin que presionen mucho) para sujetar cada cable de forma individual

¿Problemas al enrollar los cables? Sí y no

Por cierto, igual te preguntas si hay algún problema por enrollar los cables demasiado. La respuesta rápida es no, pero vayamos por partes. Si tu miedo es que puedan hacer bobina, calentarse y salir ardiendo tranquilo. Eso ocurriría sólo con los de corriente y siempre que la demanda o corriente sea mayor a la que pueda soportar el cable. Eso en entornos domésticos no suele ser algo habitual, así que no hay riesgo.

Cable

Respecto a la resistencia, los cables están preparados para aguantar aunque siempre hay unos límites. Según la elasticidad del mismo podremos enrollarlo más o menos pero siempre es recomendable dejarlo algo más suelto para no forzar. Pero, sobre todo, hay que tener mucho cuidado con las terminaciones. El punto en que se conecta cable y conector es el más débil.

En esos puntos los fabricantes normalmente añaden un “guardacables” que evita un doblado excesivo que rompería bien el cable o las conexiones realizadas. Así que recuerda, cuando vayas a doblarlos, los extremos déjalos algo más sueltos.

Cables, cables y más cables

Como puedes ver, solución a los enredos de cables hay de todo tipo. Si quieres gastar más o menos ya depende de ti. Lo importante es que podrás evitar perder tiempo quitando nudos la próxima vez que saques un cable del cajón o de tu mochila.

Claro que si no te importa comprar nuevos, lo cables planos son una gran opción anti-enredos. Por sus características son menos propensos a terminar enredados. El problema es que más allá de cables de conexión es complicado encontrarlos en auriculares, etc. Y claro, tampoco vas a comprarte unos auriculares sólo porque tenga cables planos, ¿no?

En Xataka | Así es como luché contra la maraña de cables de mi ordenador y vencí

También te recomendamos

Cables colgando, <em>nunca mais</em>

Estas tecnologías iban a cambiar el sistema y se quedaron a medias

Nuestro escritorio sin cables


La noticia Di no a los cables enredados: soluciones y trucos para evitarlo fue publicada originalmente en Xataka por Pedro Santamaria .


Source: xataka